< / < >

Stones in Exile

Stones in Exile
2.00
Título: 
DVD
Sello: 
2010 / Eagle Vision
Editorial: 
2010 / Eagle Vision
País: 
Reino Unido
Autor: 
The Rolling Stones

Cuando un material audiovisual —llámese película, documental o cortometraje—, es presentado en Cannes, el festival más importante de cine en el mundo, uno se imagina, de entrada, un trabajo de primera. Es la obligación o el requisito fundamental.

Sin embargo, cuando un documental, como sucede en este caso, lleva impreso el nombre de los Rolling Stones, seguramente las cosas cambian de manera radical, y más aún si Mick Jagger, su vocalista, anuncia que estará ahí para platicar de su estreno.

Stones in Exile (2010), la pieza dirigida por Stephen Kijak, realizador estadounidense, es un relato que en lo narrativo cumple con las expectativas, con la explicación del literal exilio que efectuó, por decisión propia, el entonces quinteto inglés. Para olvidarse de los impuestos fiscales que les llegaban hasta el cuello, partieron a Francia, a Villfranche-sur-Mer, ciudad ubicada en el sur galo, pegada a la playa, donde Keith Richards, el guitarrista de la banda, alquiló la mansión Nelcôte, en cuyo sótano comenzaron a componer y grabar Exile on Main Street (1972), el décimo disco de las Piedras Rodantes.

La narración se concentra en entrevistas elaboradas recientemente. Anécdotas graciosas, recuerdos puntuales de lo sucedido hace casi cuarenta años y el “método” que practicaron para darle forma al álbum son algunos de los comentarios que predominan en los 61 minutos de material. Su lado flaco, como ya imaginarán, está en el sector visual, el factor que, uno supondría, había sido determinante para su cacareo y su publicitada proyección en Cannes.

Lo que yo imaginaba, antes de ver Stones in Exile, era una colección de video proveniente de aquellas épocas, de ese mítico piso menos uno, que es descrito como bastante caluroso y hasta inoperante para hacer música. Yo quería ver sudar a los Stones, recibiendo a los glamorosos visitantes y construyendo “Shine a light” o “Rocks off”, momento a momento; y no fotografías, ni secuencias montadas (a las que sólo le faltan la leyenda “Crestomatía”) con botellas de Jack Daniel’s y colillas de cigarro.

Sin considerarme un fan que se las sabe de todas, todas, puedo decir que gran parte de lo contado en esta historia, ya lo conocía a través de libros y hasta comentarios entre amigos. Ahora entiendo a Richards, quien no se presentó a la mentada Premiere, y quien lleva tiempo pidiendo a gritos –por supuesto a Jagger-, que ya se metan al estudio para sacar un disco más, en lugar de perder el tiempo en cosas como ésta.

www.rollingstones.com

Comenta con Facebook

¿Te lo perdiste?

Back to Top