RUIDO FEST 2018: Un bombazo de frescura indie

El pasado 24 de junio, Ruido Fest concluyó exitosamente su cuarta edición ante más de treinta mil personas
Playa Gótica - Ruido Fest by Jean Marc Lavoie
Por: 
Rocío Santos
Foto: Jean Marc Lavoie Jul 16, 2018

El pasado 24 de junio, Ruido Fest concluyó exitosamente su cuarta edición con una descarga de músicas híbridas de Latinoamérica, España y Estados Unidos que resonaron en el Addams/Medill Park de Chicago ante más de treinta mil personas.

Así se mantiene vivo este festival del Medio Oeste que se posiciona como una gran alternativa, siendo el único a la fecha en el país que propone tres días completos con una programación musical enfocada en la cultura Latin-alternative. En cada edición de Ruido Fest, desde su fundación en el 2015, son distinguibles cierto número de actos debutantes que se vuelven las revelaciones del festival. Este 2018 las sorpresas fueron varias y se dieron con los siguientes protagonistas:


Playa Gótica (Santiago, Chile)


Playa Gotica - Ruido Fest 2018 - Photo: Jean Marc Lavoie

Photo by Jean Marc Lavoie

Este cuarteto tuvo tres oportunidades para transformar su status de ‘extraños visitantes’ a los cabros de la cuadra en Pilsen, un barrio méxico-americano que los cobijó por algunos días en Chicago. Su debut sucedió en un viernes antagónico, un día grisáceo y con advertencia de lluvia severa que seguro los hizo temblar de incertidumbre. Aún así, Fanny, Pipa, Loader y Charly tomaron sus instrumentos por los cuernos y ofrecieron uno de los conciertos más electrizantes de la tarde. Entre la llovizna se disfrutó de una proyección bestial de pop punk, dance, disco y ‘dark-baladas’ con mucha distorsión, una percusión explosiva y una voz que reactivó la pista lodosa y nos hizo entrar a su canal durante la media hora que se les permitió.

En un segundo día, Playa Gótica supo aprovechar muy bien el mismo escenario para capturar a una audiencia considerable con un splash de pop desenfrenado, divertido, crítico y bailable que nos hizo olvidar la ausencia de los Esquizitos (banda a quien reemplazaron). La fuerte entrega de estos chilenos reafirman la importancia de un set en vivo, porque aunque un álbum sea distinguido como uno de los mejores del año por la Rolling Stone, eso no atribuye el éxtasis que provocan al verlos en acción. En una tercera fecha en el after-party oficial en Sleeping Village, estos chiquillos se distinguieron por su autenticidad y una energía desmedida. Y con las oportunidades tan limitadas que hay para bandas indie de Sudamérica de exponerse en Estados Unidos, Playa Gótica supo aprovechar a lo máximo esta primera estancia, pues ya se viene un segundo álbum que tomará tiempo en ver la luz, pero que augura su regreso a Estados Unidos.


Combo Chimbita (NYC/Colombia)


Combo Chimbita - Ruido Fest : Photo by Jean Marc Lavoie

Photo by Jean Marc Lavoie

Estos colombianos de primera generación radicados en NYC  transformaron el segundo escenario de Ruido en una zona de rumba. Ante la carencia del sol, nos entregaron un tornasol del Caribe colombiano con una mezcla de sonidos tradicionales y contemporáneos denominados tropical futurism. Y si lo tropical es el futuro, Africa siempre será el presente. Combo Chimbita celebra la cultura afro-caribeña y la transmite a las nuevas generaciones que se acercan a disfrutar de una pachanga psicodélica y un set groovy. Verlos en estos inicios remite a los primeros años de Bomba Estéreo, y es que para esos rumbos se dirigen con apenas un álbum debut titulado “Abya Yala” (Figure & Ground, 2017). La vocalista Carolina Oliveros es un acto político en sí misma, pues representa a la mujer afro-caribeña y hace uso de su plataforma para llevarnos a las raíces, nos recuerda que “si conoces tu historia mi hermano, no serás infeliz”. Este combo mantiene una actitud intensa onstage que a cualquiera provoca y acerca  a la pista de baile. Sí de sabor y vanguardia se trata, Combo Chimbita se mueve ágilmente entre el pasado y el presente para mantenerse a flote en el futuro.


La M.O.D.A. o La Maravillosa Orquesta del Alcohol (Burgos, España)


Y por fin, llegó el sábado en Ruido Fest, un día bastante soleado y digno de sonidos refrescantes de la península ibérica. Estos fueron bien representados por La M.O.D.A., agrupación que seguramente detesta la monotonía. Una orquesta de siete jóvenes desenfrenados que a más de uno recuerda a los Gogol Bordello. Basta ver su desfile de instrumentos como el banjo, el saxofón, el acordeón, guitarras, bajo y batería, para echarse el público al plato. Con un nombre tan rimbombante, se agradece la intoxicación que produce en cada escucha que se suma a este set festivo donde se hacen presentes el rock, el country, el punk, el folk y una voz tan desgarradora y realista que habla de búsquedas internas, ‘caleidoscopios en el centro de un volcán’, la muerte y los héroes del sábado. La M.O.D.A. es una alma gitana, ‘busca esperanza’ a través de una propuesta fresca que hace un recorrido a las raíces de la músicas del mundo cantadas en español. Y aunque ya gozan de millones de listeners en plataformas digitales, se mantienen en la ola DYI porque sus números demuestran que no necesitan de complicidad discográfica para llegar a nuevas audiencias en otros países y sobre todo con su último álbum de estudio Salvavida (de las Balas Perdidas) (2017).


Rubio (Santiago, Chile)


Ante la pausa indefinida de Miss Garrison, Fran Straube no quiso perder la oportunidad de tocar en Chicago. En formato de cuarteto, se presentó como Rubio para llevarnos ‘hacia el fondo’ con una propuesta vanguardista con un lenguaje multidimensional donde hay cabida para todas las posibilidades de la música electrónica y que traslada a tierras orientales y desconocidas donde se mezclan varias músicas étnicas con el pop, una atmósfera enigmática y una voz difícil de olvidar entre cantos que hacen eco a la naturaleza y el éter. 

Rubio es un acto en vivo que trasciende el alma. En este breve set, desfilaron elementos importantes como la suma de un violinista, un DJ y un baterista de renombre, Lego Moustache, productor y antiguo miembro de los ya extinguidos Astro. La ecuación en vivo no podría ser completa sin Fran Straube, una loable multiinstrumentista y performer que es energía pura en vivo y nos lleva a la cúspide de principio a fin. Rubio es fuego. Rubio es luz.


Omar Apollo (Indiana)


Es domingo, quedó atrás la tormenta, ahora hay que dejarse llevar por la sutileza de un veinteañero mexico-americano del noroeste de Indiana: Omar Apollo. En formato de cuarteto, Omar Apollo da una bienvenida perfecta con melodías contagiosas de Stereo (2018) que se estrenan por primera vez en un escenario de Chicago. Poco a poco se suman los curiosos, y se rinden ante la seducción y melosidad del pop, R&B, soul y hip-hop que atraviesa cada oído. A lo lejos hay una vista hermosa del skyline de Chicago con el Willis Tower asomándose en todo su esplendor. Estos jóvenes lucen felices como si estuvieran jammin’ en el patio de su casa.

Omar porta una camiseta amarilla de manga larga y unos jeans, no le quita el sueño cómo luce porque sabe que el talento que desborda anonada a todos, no matter what. “Ugotme, Omar!” será una frase recurrente cada vez que este personaje cobre vida en cualquier escenario. Omar Apollo ya se escucha en todo el planeta a tan corta edad. Es amante de los sonidos raros, y seguro vive en alguna isla sonora púrpura. Sonó “Erase” y ya nos hizo reencontrarnos con las nostalgias.

Así fue...

Otro año más de Ruido Fest y un fin de semana sin desperdicio, a pesar de algunas limitaciones este año en cuanto a escenarios y número de bandas. Es indiscutible la valiosa aportación que ha creado Ruido para empujar una ‘avanzada alter-Latina’ en Estados Unidos y que da florecimiento a las propuestas musicales desconocidas ante las masas que acuden para ver a bandas que gozan de la consagración en este rock and roll de música alternativa en español. Si bien Ruido Fest no tiene un equilibrio perfecto, y tampoco aspira a ser un Vive Latino como en México o cualquier otro festival de su clase, su mayor acierto es su valentía por apostar a la inclusión de artistas independientes de otras latitudes que de otra forma tardarían más en llegar a los States por temas de documentación; y también, como epicentro del Medio Oeste, Ruido Fest ha desarrollado y ampliado un ecosistema musical con oportunidades de proyección para el talento regional y extranjero.


Chao Ruido Fest, see you in 2019!


Comenta con Facebook

¿Te lo perdiste?

Back to Top