< / < >

#INDIECORNER Desde México, Doña Macabra debuta "Índigo".

Por: 
Vicente Jáuregui @vicentjaregui
Foto: Archivo del Artista Nov 11, 2019

Algunos años atrás, Fortuna (voz y bajo) y Nekro (guitarra y sintetizador), se conocieron en la preparatoria. Con un gusto en común por bandas como NIN y Tool, en 2014 asistieron a un concierto de la banda liderada por Maynard James Keenan. En las primeras filas del concierto, Chochi (batería), y Fortuna coincidieron, sin sospechar que terminarían por formar un power trío bajo el nombre de Doña Macabra

"Fue casi natural buscarlos para armar al grupo, así como escoger el nombre (soy muy fan de Doña Macabra, la peli de Roberto Gavaldón)", recuerda Fortuna sobre el venturoso encuentro. 

Después de meses de ensayo, y de presentarse en algunos foros de la Ciudad de México, Doña Macabra debuta ahora con "Índigo", un tema que invita a extender los sueños a lo largo del día. De ánimo introspectivo, la canción abre con un arpegio de guitarra que asoma sus notas con delicadeza. Al fondo, la voz de Fortuna acaricia con una melodía ensoñadora. Como un mantra, el track avanza a su propio ritmo hasta explotar en un cúmulo interestelar de distorsión. En los últimos compases, la banda excudriña ese poderío que en vivo se traduce en pura catarsis. Sobre el tema, Fortuna comenta:

"Supimos que 'Índigo' sería uno de los sencillos al momento de componerla. Era de madrugada, cuando Nekro empezó a tocar esa figura con la que empieza la canción, el índigo se impregnó muy protagónico a la melodía y a la letra que se me ocurrieron casi simultáneamente. Eso es curioso, porque Nekro tenía el mismo color en mente; es la canción que escribimos más rápido".

Sobre la inspiración de la letra de "Índigo", Fortuna reflexiona:  

Yo he tenido problemas para dormir desde niña porque tengo una cabeza muy inquieta. Cuando era pequeña, mi ventana daba a un jardín, que ya no existe, pero que recuerdo con cariño. Tenía unos cuatro años la primera vez que no pude dormir en absoluto: mi mamá me dijo que no me mortificara, que me distrajera, que no pasaba nada si no podía dormir una noche. De pronto quedé prendada del cielo, nunca había visto ese tono de azul, y el jardín aparecía más hermoso que nunca, justo, bajo ese índigo del que presume el cielo cuando está a punto de amanecer".

Con influencias de art rock, progre, folclore, k-pop, lounge, klezmerson, rock en oposición, industrial y psicodeliaDoña Macabra articula un discurso propio que refleja un imaginario fértil, pleno en inventiva e imágenes poéticas. Sobre el proceso creativo del trío, Fortuna comenta: 

"Trabajar juntos es como estar en casa; siempre jammeamos un rato antes de repasar las canciones, a veces yo llevo una idea, unos versos, otras es Nekro el que tiene un concepto o un riff, a Chochi siempre se le ocurren melodías e ideas para articular las cosas, y así se van gestando y ajustando las canciones. Cada una tiene un proceso diferente: hay rolas que tienen prisa por existir, otras que se quieren tomar su tiempo".\

Dale play a "Índigo" de Doña Macabra, una de las bandas más promisorias de la escena independiente de México.

Comenta con Facebook

¿Te lo perdiste?

Back to Top