Caifanes en Vivo

Autoría

Por: 
Fotos: Jun 04, 2012

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

 La escena del rock latino en los Estados Unidos, sobre todo en la costa oeste, no se puede entender sin Caifanes.

Todos tenemos una deuda con esta banda que ayudó a cimentar la cultura del “rock en tu idioma” en este país, en una época en la que no había ni industria ni respeto por algo que nadie entendía.

En agosto de 1992, Caifanes logra llenar a tope el Hollywood Palladium. Algo inaudito para Los Angeles en los ’90. La Banda Elástica distribuye su ejemplar número dos, recién salido de la fotocopiadora de Kinko's Hollywood y un sinúmero de músicos locales, se conocen entre sí y comienzan a sumar sus bandas a la naciente escena en esa ciudad.

Ese concierto era todo lo que necesitábamos. Un empujoncito, un shot de rocanrol directamente al alma. Lo que son las cosas. En 1995, sólo tres años después, Caifanes ya eran historia, mientras que la escena angelina, apenas comenzaba a escribir la suya.

En el nuevo milenio, los Caifanes reaparecen, generando la misma sensación de incredulidad que un fan británico tendría si de repente le dicen que (apunta aquí el nombre de tu banda mítica, legendaria, adorada, favorita…) regresa, mientras otros cuestionaban la relevancia y las motivaciones detrás de esta reunión.

Independientemente de las polémicas que se generan alrededor de este tipo de cosas, a nosotros lo que nos interesaba entonces y nos interesa ahora, es la música, así que decidimos que nuestros oídos dieran el juicio final.

El Honda Center (Anaheim, CA) y el Comerica Theatre (Phoenix, AZ) estaban llenos a capacidad, rebosantes de fans que al sentir las vibraciones de los primeros acordes de “Viento”, el tema con el que abrieron ambos conciertos, no pararon de corear cada una de las canciones a través de toda la noche, hermanándose viejas y nuevas generaciones, motivando abrazos espontáneos con el desconocido o desconocida que estaba al lado, para así cantar el tema a pulmón abierto.

Lágrimas, derrame de emoción y nostalgia renacieron en cada uno de los Cai-fans en asistencia, que alzando los puños, respondían eufóricamente cada vez que Saúl escupía denuncias en contra de las políticas anti-inmigrantes que vivimos los latinos en este país.

Independientemente de lo que piense cada uno de Caifanes, la ruptura, la reunión, las peleas… Caifanes escribió cuatro grandes y memorables páginas en la historia del rock mexicano: Caifanes, Volumen II (El Diablito), El Silencio y El Nervio del Volcán.

La pregunta es: Cuanto tiempo más desearán Los Caifanes –cinco excelentes músicos, en plena madurez creativa, sin nada más que probar-, seguir repitiendo una lista de canciones, que por más buenas que sean, algún día les tendrán que llegar a aburrir? Cuanto tiempo más, desearán escucharlos los fans?

Only time will tell, diría el gabacho... (E.M.)

Comenta con Facebook

¿Te lo perdiste?

Back to Top
Caifanes en Vivo | La Banda Elastica

Error

El sitio web encontró un error inesperado. Vuelva a intentarlo más tarde.