Sergio Arau

A principios de siglo, el art decó y el art nouveau fueron movimientos artísticos importados a México gracias al irrefrenable amor de Porfirio Díaz a la cultura francesa.

Casi medio siglo después, en 1951, nacería la ciudad de México un personaje llamado Sergio Arau, artista polifacético y multidisciplinario cuyo amor por la cultura popular mexicana lo llevaron a reivindicar lo naco bajo el ingenioso e irónico mote de art nacó, un neologismo que preconizaba el peculiar ingenio de este músico, guionista, director de cine, productor, animador y pintor que se hace llamar "El Uyuyuy".

Aunque debutó en el festival de Avándaro en 1971 con La Ley de Herodes, fue hasta 1983, con la fundación de la Botellita de Jerez -al lado de Paco Barrios “El Mastuerzo” y Armando Vega-Gil “El Cucurrucucú”-, que inauguró un capítulo en la historia del rock mexicano. Sin complejos ni gustos culposos, lo suyo fue emprender una búsqueda de identidad en el rock, un género anglosajón que supieron adaptar a su propia idiosincrasia.

Orgulloso de saberse mexicano, al grado de acuñar la emblemática frase de ser “naco es chido”, con la Botellita demostró que la promiscuidad musical arrojaba sonoridades inéditas y provocadoras para un público purista y conservador. ¿El resultado? Una banda sin precedentes con visión, sentido del humor y discurso, capaz de combinar cumbia, rap, norteño, rock and roll, mariachi, punk para derivar un género autoreferencial, que de manera muy acertada bautizaron como guaca rock.

Durante los 80, Sergio también estuvo a cargo del legendario Rockotitlán, un antro emblemático que tuvo el acierto de crear una ley para presentarse: tocar canciones en español.

Con Botellita de Jerez, Sergio publicó 8 discos de estudio como guitarrista y cantante. En el ínter, también editó 3 discos como solista y dirigió las películas Un día sin mexicanos y Naco es chido.

Sin duda alguna, Sergio Arau es un personaje fundamental para entender la evolución del rock hecho en México.

En 2013, el también creador de la netafísica, declaró que se separaba de la Botellita de Jerez, una noticia que dejó un mal sabor de boca en sus seguidores y compañeros de banda. Desde hace años, Sergio vive entre el DF y LA, las dos ciudades con más mexicanos en el planeta, un vaivén cultural que alimenta su interpretación kitsch de lo que significa ser un rockero con alma de charro.

Además de la Botellita, Arau ha fungido como cabecilla musical en Los Mismísimos Ángeles, La Venganza de Moctezuma & Los Heavy Mex, bandas que recogen el trabajo de un personaje irrepetible en la historia del rock mexicano.


Concepto sonoro:


Guaca rock

Comenta con Facebook

¿Te lo perdiste?

Back to Top